¿Por qué CCOO rechaza el MIR educativo?

    En la última década han sido recurrentes las propuestas de acceso a la función docente con un sistema similar al MIR sanitario. Actualmente, no podemos hablar de un proyecto claro de lo que es el MIR educativo más allá de los anuncios del Ministro de Educación y de algún partido político. Tampoco ha estado en ninguna mesa de negociación con las organizaciones sindicales.

    19/02/2018.
    CCOO defiende un modelo eficaz para acceder a la función pública docente.

    CCOO defiende un modelo eficaz para acceder a la función pública docente.

    Tal y como se plantea, el MIR educativo supone:

    • La creación de una figura de docentes “en prácticas” precarios, temporales y con peores salarios.

    • La imposición de una barrera económica de entrada más, añadiendo un Máster a la formación inicial.

    Además:

    • No solucionará los problemas del acceso a la función pública docente.

    • Se desvirtuarán las fases de prácticas en la formación inicial.

    ¿Tiene sentido hablar de MIR Educativo de manera aislada?

    CCOO considera que no se puede hablar de acceso a la función pública docente separándola del debate sobre la formación inicial del profesorado y el Estatuto Docente, que es donde se recogen las condiciones laborales del profesorado, la carrera profesional, la jornada laboral, la formación permanente, etc.

    ¿Qué modelo de acceso propone CCOO?

    CCOO defiende un sistema de selección que permita demostrar, además de los conocimientos -ya acreditados por la titulación requerida-, las competencias necesarias para llevar a cabo la tarea educativa. No se trata de poner más dificultades en la selección ni hacer más difícil la oposición, sino hacerla más eficaz para seleccionar buenas candidatas y candidatos de cara a la labor educativa que tendrán que desarrollar.

    Para CCOO, el sistema ingreso a la función pública docente debe ajustarse al modelo de un concurso-oposición basado en los siguientes principios básicos:

    • Las capacidades didácticas y pedagógicas de los y las aspirantes serán la base del proceso selectivo. Entre estas capacidades deben incluirse el trabajo en equipo, la empatía con el alumnado, la organización del aula, la planificación y la aplicación de buenas prácticas.

    • Los instrumentos para evaluar los conocimientos de la materia a enseñar deben permitir valorar, fundamentalmente, la capacidad de estructuración y elaboración, al tiempo que proporcionan información sobre la actualización del opositor u opositora.

    • La experiencia docente debe ser reconocida, como ocurre en todos los ámbitos del mundo laboral, garantizando el equilibrio necesario para posibilitar el acceso a los y las candidatas que no tengan experiencia docente previa.

    • La fase de práctica docente debe cobrar mayor peso y no ser un mero trámite administrativo del proceso de selección. En esta fase se debería valorar el grado de implicación y compromiso para asegurar el derecho de todo el alumnado a una educación de calidad y la capacidad para gestionar ambientes de aula complejos y multiculturales y dirigir al alumnado hacia un aprendizaje comprensivo y sólido.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.