La CES convocará movilizaciones en primavera

    En un ambiente precongresual, el Comité Ejecutivo de la Confederación Europea de Sindicatos (CES) que se celebra el 18 y 19 de diciembre en Bruselas ha acordado la convocatoria de movilizaciones para la próxima primavera, con el objetivo de presionar a los partidos políticos que concurren a las elecciones europeas para que asuman las reivindicaciones sindicales y, al tiempo, difundir el Congreso de la CES que se celebrará en mayo. El formato todavía no está cerrado aunque lo más probable es que se organice una manifestación de dimensión europea.

    19/12/2018.
    Aspecto de la reunión de la CES

    Aspecto de la reunión de la CES

    En la reunión se discuten cuestiones prácticas relativas al Congreso. En este punto, el debate se centra en la propuesta de programa, especialmente, en la conveniencia de invitar a representantes del gobierno de Austria. Tradicionalmente, la CES invita a algún miembro del gobierno del país que acoge al Congreso, a dirigir un saludo a los delegados. Sin embargo, la ideología de extrema derecha del gobierno austriaco ha provocado que los representantes sindicales europeos pidan a la dirección de la CES que, en esta ocasión, no se invite a representantes del gobierno.

    La secretaria confederal de Internacional y Cooperación de CCOO, Cristina Faciaben, que participa en la reunión junto a la coordinadora del área de Europa, Begoña del Castillo, ha apoyado la convocatoria de una movilización europea en Bruselas que permitiría visualizar las reivindicaciones del movimiento sindical de cara a las elecciones europeas. También ha pedido la elaboración de una Resolución en el marco que Congreso, que exija la incorporación a los Tratados de un Protocolo de Progreso Social que garantice los derechos de los trabajadores europeos. En relación a la participación de miembros del gobierno austriaco en el Congreso de la CES, las representantes de CCOO han pedido coherencia a la CES y han recordado que en la propuesta de programa para las elecciones europeas, la CES habla de “tolerancia cero” en relación a los partidos de extrema derecha que avanzan en Europa.

    Otro tema polémico del orden del día es un documento que se presenta a debate, relativo a la estrategia de la CES sobre el camino a seguir para los acuerdos de empresas transnacionales (AET). El debate pone de manifiesto una clara diferencia en la aproximación que hacen a este tema dos grandes federaciones europeas, IndustriAll y UNI. También hay un enfoque distinto desde el punto de vista geográfico. Los países nórdicos manifiestan cierto temor a que la iniciativa de la CES socave el papel de los sindicatos en la negociación colectiva en sus países, mientras que otros, como los del Este de Europa ven en esta iniciativa una posibilidad para garantizar los derechos de los trabajadores en países con un diálogo social débil. CCOO ha valorado el trabajo de la CES y ha coincidido con el enfoque general de la propuesta, pendiente de la versión definitiva.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.